18 de julio de 2013

Reflexión veraniega: Erasmus y Orgasmus NO son lo mismo

Hace unos días vi una promoción por facebook en la que daban la oportunidad de conseguir 1000€ a dos estudiantes que fuesen a ser beneficiarios de una beca Erasmus durante el curso 2013 - 2014. Para los que no lo sepan, le beca Erasmus es un programa de movilidad que te permite cursar un año en una universidad de Europa. Lo financia el estado, creo que algunas comunidades autónomas aportan algo (al menos la Junta de Andalucía lo hacía) y la Unión Europea, aunque en los últimos tiempos las ayudas se han ido reduciendo (y pinta muy mal el futuro de estas becas). 

Bueno, lo que iba diciendo, para conseguir los 1000€ tenías que proponer un proyecto y exponerlo de forma original y divertida. Hasta ahí todo bien. Cuando lo vi me pareció muy buena oportunidad y le eché un vistazo a los vídeos que habían subido varios participantes. Y entonces llegó el horror. ¿Un proyecto es buscar la salchicha más grande de Alemania? ¿Estar de borrachera todo el año? ¿Ver si los españoles ligan mejor que los polacos? Perdonad si ofendo a alguien, pero me parece indignante la imagen que se está dando de la Erasmus. Normal que todo el mundo la llame la Orgasmus. Si nosotros, los estudiantes, somos los primeros que damos la imagen de que se trata de un año de fiesta y cachondeo ¿cómo nos vamos a quejar luego de que nos reduzcan las ayudas? Yo soy la primera que me niego a que se le de un duro a una persona que se va a tirar 9 meses de discoteca en discoteca.

Por eso con esta entrada quería reivindicar el verdadero valor de esta beca. Yo he estado de Erasmus. Me fui el año pasado a una ciudad pequeñita de Inglaterra y os puedo asegurar que no me pasé el año borracha. A ver, es imposible negar que sales y además más de lo que lo harías en España porque no hay nadie que te controle. Pero no es lo más importante. La Erasmus es una oportunidad para descubrir una cultura, para conocer gente de todas partes, para aprender un idioma, para ser independiente de verdad, comiéndote millones de marrones y encima en otra lengua. Pero no solo eso, a nivel académico conoces una nueva institución en la que hacen las cosas de una forma muy diferente a tu universidad, viajas a rincones perdidos y llenos de encanto y ese año fuera te hace reflexionar. Reflexionas sobre el valor de pequeñas cosas a las que no le das importancia hasta que las pierdes. O descubres otras nuevas pequeñas cosas que te hacen feliz. Cada uno vive esta experiencia de una forma distinta, a mí la Erasmus me ayudó a averiguar lo que de verdad quería hacer en la vida, que no es poco.

No niego que hay quien se va con el mínimo de créditos y se pega la fiesta de su vida y liga con todo lo que se le ponga por delante. Pero no todos somos así. De hecho, creo firmemente que nosotros somos la mayoría. A mi alrededor hay mucha gente que ha luchado por irse fuera un año porque sabe que es una experiencia que le va a beneficiar muchísimo a nivel académico y personal. A ninguno de ellos les he escuchado hablar de las fiestas a las que irán día si y día también. 

Tú eliges si quieres una Erasmus o una Orgasmus. 


6 comentarios:

  1. Que razon tienes!!! Parece que los estudiantes solamente quieren la beca para ir a ligar en vez de estudiar....

    ResponderEliminar
  2. Toda la razón. Muchos ven el Erasmus como una oportunidad de irse de fiesta y hacer lo que quieran sin estar controlados por padres.
    Una pena.
    Es una gran oportunidad para valerse por sí mismos y descubrir nuevas costumbres y culturas.
    No digo de quedarse encerrados sin salir (como hizo una chica que conozco), pero tampoco es desperdiciar esa oportunidad sin hacer nada.
    Muchos no pueden ir y lo aprovecharian mejor!

    ResponderEliminar
  3. Si conozco un caso de una persona que se fue de año sabático de Erasmus porque los que se dice estudiar yo creo que bien poco.

    A mi me gustaría ir a Francia en el último año de carrera :)

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo con tu postura. Yo no he tenido la oportunidad de irme de Erasmus, pero sí que creo que es algo que todo aquel que pueda hacerlo deba al menos intentarlo. Debe de ser una gran experiencia.
    Y me da mucha rabia que gente que si que lo va a aprovechar no lo pueda hacer porque algún otro idiota se lleve la beca. En fin...

    ResponderEliminar
  5. Creo que tienes toda la razón del mundo. En España, sobre todos los jóvenes, damos siempre la imagen de fiesta, fiesta y más fiesta. Dentro y fuera de nuestro país. Y yo opino como tú, que eso lo hacen solo unos cuantos, pero hay más jóvenes que, vale, quieren pasárselo bien, pero lo hacen con un mínimo de cabeza. Y, bueno, todo el resto ya lo has dicho tú también, así que poco puedo añadir ;) Tan solo felicitarte por tu año con esa beca y que me alegro que te sentase tan bien la estancia allí ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Pues creo que esos estudiantes no se están tomando en serio un oportunidad única como esa y al contrario de todo están quitandole la oportunidad de que a alguien que si le interesa reciba la ayuda, me ha parecido de muy mal gusto eso que has mencionado de los videos y ojala no se retire la ayuda

    Saludos!!!

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'