5 de diciembre de 2013

Blog Tour - Me apuesto el corazón


Título: Me apuesto el corazón
Autora: Natalia C. Gallego
Editorial Kiwi
Género: Juvenil romántica
Formato: Ebook
Fecha de salida: 10 de diciembre


A Karla Quintero nunca le ha preocupado demasiado ser una negada para las relaciones. Le da igual que los chicos se asusten por sus comentarios directos o su actitud un poco marimacho, ella no necesita un novio...
...o por lo menos eso pensaba hasta que una apuesta puso en duda su capacidad para ligar. Decidida a mantener su orgullo intacto, está dispuesta a hacer lo que sea para ganar esa apuesta.
Luis Monzón tiene una cosa clara: no quiere problemas. Y las relaciones amorosas son un gran problema.
Roto, después de haber perdido demasiado, sólo desea pasar su último año de instituto en paz. Por desgracia la paz se ve interrumpida cuando Karla se cruza en su camino y pone su vida patas arriba.



Es muy posible que la autora , Natalia C. Gallego, de esta novela os suene por PsyCho, pero de todas formas podéis stalkearla aquí. A mí me ha picado el gusanillo con Me apuesto el corazón y no he podido evitar participar en este tour para cotillear un poco y ponerme los dientes largos :) Os dejo con un extracto de la novela y os recuerdo que podéis consultar las fechas y paradas del tour en este enlace.

            Karla trató de ignorar la mirada que intercambiaron sus amigas, y en la que parecían querer decirse
que ese iba a ser el mayor error que jamás había cometido.
            Bajó los escalones casi de dos en dos. Notaba como sus compañeras le rodeaban con el deseo,
anhelante, en el fondo de sus ojos. Todas ellas querían llegar a él, y suplicarle por un poco de su atención.
Sonrió para sí misma, entendiéndolas a la perfección. Ella también había sufrido por conseguir un poco de su
tiempo, pero por lo menos había sido mucho más inteligente y había comprendido que babear ante él no
servía para nada.
            Con cierta chulería, se colocó el abrigo y caminó hacia él como si con cada paso declarara que ella
era la dueña del universo. Si antes la tenían envidia por haber conseguido tener a Luis como novio, ahora la
odiarían porque un chico como éste la estuviera esperando. Recreándose en su poder, en cuanto llegó hasta el
banco se tiró a él para abrazarle con fuerza.
                “Sí, poneos verdes de envidia”, pensó mientras que miraba de reojo a uno de los grupos que le
quedaba más cerca, y las veía como rechinaban los dientes por la rabia.
            Daniel no pareció notar nada raro en ese recibimiento, más bien al revés, tomó toda esa efusividad
como un signo de aprecio. La abrazó con fuerza y, sorprendiéndola, se levantó llevándola consigo en brazos.
Karla sintió como sus mejillas se sonrojaban al ser consciente de la fuerza que desprendía su cuerpo.
            —¡Yo también me alegro de verte!—exclamó, incluso cuando ella no le había dicho que se sentía
así.
            La mantuvo durante unos minutos en volandas, disfrutando de como trataba de luchar para liberarse.
Se rió con fuerza, inspirando el olor fresco que desprendía el cuerpo de ella y sopesó, seriamente, el
mantenerla así para siempre. Escuchó como alguien tosía y, apartando la atención de Karla, se encontró en
sus dos amigas. Las observó de arriba a bajo, haciendo un recuento mental de los cambios que esas chicas
habían sufrido.
            —¿Vas a bajarme ya o qué?—inquirió, golpeándole los hombros para hacerle reaccionar.
            Daniel esbozó una sonrisa traviesa, mientras sopesaba cuáles podrían ser las connotaciones que
podría llegar a darle a ese “o qué”.
                “Recuerda que es la hermana de tu mejor amigo, aparta esas manos”.
            Tragó saliva, a la vez que la dejaba suavemente en el suelo, tratando de convencerse a sí mismo que
lo que estaba haciendo era algo normal. Ella le dio un ligero manotazo en el brazo, intentando parecer
molesta por lo que le había hecho pero sin ser capaz de ocultar una sonrisa divertida. Estuvo tentado de
continuar con ese juego, de extenderlo hasta ver dónde podría llevarle, pero la voz de la razón le dijo que era
mejor no hacerlo.
            —¿A qué se debe la visita?—le preguntó, apartándolo de sus profundos pensamientos.
            —¿Tengo que tener un motivo para querer verte?
            —Sí...,¿no?
            Él echó la cabeza hacia atrás y se rió con fuerza ante su sinceridad. Esa era una de las cosas que más
le gustaba de ella, que nunca se dejaba amedrentar y decía siempre lo que pensaba.
            —Solo quiero hablar un rato contigo.
            […]
            —Tú...tú...¡eres increíble!
            —Gracias.
            —En ésta ocasión no te lo decía como un piropo—hizo una breve pausa para reorganizar sus
pensamientos—. ¿Cómo es posible que hayas hecho todo eso por una simple apuesta? ¿Es que acaso no
puedes conseguir un novio por ti misma?
            —Pues aunque te parezca extraño, debido a mi gran atractivo, aún no tengo una cola de chicos
esperando en mi puerta para querer salir conmigo.
            —Quizás sea porque no han conseguido aún tu dirección.
            Ella no pudo más que reírse ante esa ocurrencia, inundando el espacio entre ellos con la armonía de
su risa. Daniel no supo por qué, pero se sintió inmensamente feliz al enterarse que todo no era más que un
montaje.
            —Entonces no estáis saliendo seriamente, ¿verdad?
            —No, no—se apresuró a responder—. En verdad ni tan siquiera nos llevamos bien. Es bastante
hosco y no podemos hablar más de cinco minutos sin empezar a discutir...—espetó, dejando salir toda la
frustración que sentía hacía Luis—, pero ahora mismo le necesito. Por lo menos hasta que encuentre a uno
verdadero.
            Él se detuvo en mitad de la acera durante unos segundos, y extendió los brazos como si la estuviera
invitando para que le abrazara. Karla le miró de reojo, confundida.
            —¿Se puede saber qué estás haciendo?—le preguntó, bastante consciente de las miradas que les
dedicaba la gente que pasaba a su lado.
            —Me estoy ofreciendo. Puede usarme cómo desee, señorita.


¿A que tenéis ganas de más? :) Enhorabuena a Natalia por publicar con Kiwi, espero que le vaya muy bien.


3 comentarios:

  1. Holaaa!!!

    Me gustó muchísimo Psi-cho, así que tengo que leer el nuevo libro de Natalia :D ¡¡Me llama mucho!!

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta, no he leído nada de la autora pero espero poder leer este libro.
    Gracias por el extracto que nos has mostrado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por participar en el blog tour, preciosa <3<3, que te agradezco un montón que le hayas cedido un espacio del blog a la novela <:D

    besos, guapa <:}

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'