17 de abril de 2014

[Reseña] El fin de los sueños - Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina



El fin de los sueños
Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina
384 páginas
Plataforma Neo
17€



Dormir ha pasado a la historia en Ciudad Resurrección. Gracias a un sofisticado proceso que se creó durante la guerra, ya nadie malgasta ocho horas diarias en el descanso. Pero el cerebro humano sigue necesitando soñar. Por eso, una red controlada por el Gobierno elabora sueños artificiales,según las necesidades del inconsciente de cada individuo, con el fin de poner a punto la mente en pocos minutos.Una misteriosa joven aparece en los sueños de dos chicos muy diferentes: Ismael es el hijo de un artesano onírico clandestino de los suburbios; Anna es una privilegiada que vive en las alturas de la ciudad, hija de una importante burócrata. La joven les suplica que la salven, que la liberen de la oscuridad. Anna e Ismael se sienten inmediatamente atraídos por ella, y pronto descubren que no han sido los únicos que han recibido esas enigmáticas visitas. Pero ¿existe esa chica en el mundo real? Solo hay una manera de averiguarlo: adentrarse en el mundo onírico, donde no sirven las leyes de la lógica y la imaginación es la única vía para sobrevivir.


No suelo dejarme llevar por el boom de la novedad, pero con este libro he hecho una excepción porque la sinopsis me llamaba poderosamente la atención. Y a pesar de que tenía cierto tufillo a distopía (y ahora mismo estoy evitándolas) no me arrepiento de haberlo leído.

En el mundo de El fin de los sueños poca gente duerme ya las ocho horas tradicionales: en su lugar se conectan a la nube, una especie de base de datos del gobierno que almacena algo así como parámetros para generar un sueño reparador de una hora adecuado a cada ciudadano. Sin embargo, cuando Anna se conecta a la nube tiene un sueño bastante extraño en el que se le aparece una chica que parece necesitar ayuda. Lo mismo le ocurre a Ismael, hijo de un artesano de sueños, ahora ilegales, y a Vito, y a Dominic y a Davos. Y así los chicos se ponen en contacto y deciden que deben salvar a la bella chica en apuros.

Quiero precisar que El fin de los sueños no me parece una distopía como tal. Digamos que tiene un toque, pero no es a lo que estamos acostumbrados. Bueno, habría que diferenciar entre las distopías clásicas como 1984 y Fahrenheit 451 y las nuevas como Los juegos del hambre y Divergente, pero esto es una reseña y procuraré no meterme en debates peliagudos. El caso es que, realmente, aunque el gobierno sí que parece controlar ciertos aspectos de la población, la narración se centra en los sueños y no conocemos la situación en general de la sociedad. En mi opinión es más un libro fantástico que distópico, sobre todo tal y como acaba desarrollándose al final.

Este último punto lo he aclarado porque a mí es una de las cosas que no me han gustado del libro: yo esperaba saber más de la sociedad, conocer más sobre el gobierno, me suele interesar mucho el aspecto social, pero el libro se centra en cómo se construyó el sistema de sueños y en resolver los problemas derivados de este. 

El punto fuerte de El fin de los sueños es su originalidad ¿quién no ha soñado con no necesitar dormir tantas horas? En este mundo lo han conseguido pero ¿a qué precio? Esto es lo que descubrirá el grupo de chavales protagonista de esta historia. La historia tarda en arrancar, digamos que tiene una introducción larga, pero no se hace pesada y a pesar de su escasa acción la tensión se mantiene a lo largo de todo el libro y es inevitable querer saber qué es lo que está ocurriendo realmente. Repito que la parte fantástica tiene una chispa de originalidad que resalta sobre un terreno ya muy trillado y además la narración esconde alguna que otra sorpresa.

Sin embargo, si la originalidad de la historia es lo mejor, lo peor son los personajes. Es difícil conectar con ellos o sentirse identificado pues apenas los conocemos por el simple hecho de que no se les da importancia: son meros vehículos que sirven para contar la historia. De hecho, el personaje que me ha parecido mejor construido es Cordelia, la madre de una de las protagonistas. Es una pena, porque con unos personajes mejor trabajados la novela ganaría mucho. 

En cuanto al núcleo del problema me decepcionó un poco el origen. No puedo hablar mucho sin desvelar parte de la trama, pero esperaba que no fuese tan "fantasioso" para mi gusto la historia acaba siendo demasiado fantástica, demasiado alejada de la realidad, quizá porque desde el principio lo que yo esperaba era otra distopía. 

En conclusión El fin de los sueños es un libro fantástico muy creativo, diferente a lo que se publica últimamente, aunque los personajes no terminan de cuajar y acaban siendo simples elementos para hacer avanzar la historia. En general me ha gustado bastante, es una lectura amena y que engancha.


Lo mejor: la originalidad de la trama

Lo peor: los personajes

P.D.: Como veis he decidido volver a poner nota. La verdad es que sigo sin saber qué hacer con este tema, lo iré pensando.


2 comentarios:

  1. Hola^^
    No tiene mal pinta, pero teniendo en cuenta la de libros que tengo por leer, de momento no me animo a leerlo.
    Gracias por la reseña :3
    besotees!

    ResponderEliminar
  2. Hola, la verdad que no me llama nada, creo que no es un género que vaya mucho con lo que leo, así que en esta ocasión lo dejo pasar.
    Besos y feliz puente:)

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'