25 de septiembre de 2014

Running like a monkey?


El otro día os hablé del libro Correr en femenino (Running like a girl) de Alexandra Heminsley que tanto me ha motivado para empezar a correr. Bueno pues hoy voy a contaros mi primera y horrorosa experiencia. 

Cuando empiezas algo nuevo siempre lo coges con muchas ganas. Pues eso fue exactamente lo que me pasó a mí. Lo de planear e informarme no va conmigo, así que le pedí prestadas unas zapatillas de deporte a mi hermana (sí, me muevo taaanto que no tengo ni zapatos de deporte) me puse música y salí a correr. A pesar de que me bajé una aplicación para llevar el control del tiempo y los kilómetros no funcionó así que luego en mi casa lo miré en google maps. Hice 6km en una hora: cuando llegué a casa me quería morir. 

Para empezar no era capaz de correr más de una canción. Iba alternando en canción corriendo y canción andando. Hacia la mitad del camino no llamé a mi hermana para suplicarme que fuese a buscarme en coche porque mi orgullo es inversamente proporcional a mi forma física (vamos, que soy muuuuuy orgullosa) y al final conseguí volver por mi propio pie. Lo más triste es que había momentos en los que estaba tan cansada que hasta me mareaba, puede que tuviese algo que ver con que había salido a correr a las once de la mañana, en Sevilla, a pleno sol y sin agua. Soy un completo desastre.

Pero mis desgracias de mi primera experiencia no acaban ahí, no, es aún más triste todo. Me hice una contractura en el hombro por llevar el sujetador demasiado apretado. El tema del sujetador me tiene obsesionada desde que leí que te puedes hacer daño en un ligamento si no sujetas bien a las gemelas. Al final uso uno de decathlon con el que creo que me va bien, menos cuando me duele tanto el hombro que me quiero morir. 

A pesar de mis desdichas no me pareció tan desagradable correr, creo que mejorando poco a poco mi forma podré incluso disfrutar de ello. La verdad es que es mucho más divertido salir a correr al aire libre que ir al gimnasio o en una de esas infernales máquinas de correr. Yo tengo una en casa y las veces que he intentado hacer algo me he aburrido y he acabado abandonando. Cuando corres fuera te entretienes viendo el paisaje, la gente y solo el hecho de avanzar te motiva para seguir. La primera vez que salí a correr no pensaba estar tanto tiempo, simplemente vi que de repente estaba bastante lejos de casa.

He esperado a que no me doliese tanto el hombro para volver a correr. Esta vez he llevado un poco más de control: me he descargado una aplicación que si parece funcionar, Nike + running; lleva la cuenta de los kilómetros qué haces, el tiempo, las calorías y el recorrido. Además te va avisando a cada kilómetro y te dice en cuánto tiempo lo has hecho y a qué ritmo. Estoy bastante contenta porque aunque he hecho menos tiempo aguantaba más corriendo. Os pongo una captura de mi segundo recorrido:



La aplicación tiene una opción bastante interesante para conectarte a facebook y que tus amigos vean en tiempo real tu recorrido para que te den ánimo. Alexandra Heminsley lo usa en los maratones y en su libro decía que le motivaba bastante recibir mensajes de la gente. Yo no he querido probar esta opción porque por ahora todos mis familiares y amigos se toman medio a cachondeo el hecho de que me haya dado por correr y casi que medio escondo el hecho de que hago deporte por vergüenza a que se metan conmigo. De hecho, mis padres se niegan a comprarme ropa de deporte porque no se creen que me vaya  durar mucho. Es bastante gracioso verme correr con las zapatillas viejas de mi hermana, unos leggings de salir que ya no uso y alguna camiseta aleatoria que no me preocupa demasiado sudar. Supongo que para lo que hago ahora mismo no necesito más, he invertido en el sujetador y ya poco a poco iré mirando otras cosas.

Como dudo que muchos leáis mi tocho entrada sobre mis desdichas lo dejo ya con una respuesta a un tweet que le mandé a Alexandra Heminsley. ¡Me hizo tanta ilusión que me respondiese! (Creo que se ha convertido en mi nueva ídola). 


Odinia


1 comentario:

  1. Me da muchas ganas de leer el libro que mencionas, encima de todo quiero bajar de peso xD y dejar de estar toda vaga solo sin hacer nada x'D. ¡Me gusta mucho el proceso lento de cambio en el blog! Se ve muy bien ;D.

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'