7 de octubre de 2014

El eterno desprecio a la literatura juvenil


El domingo estuve en el Encuentro de literatura fantástica que organizan en Dos Hermanas. No pude ir el día gordo de las conferencias y mesas redondas pero al menos me apetecía ver las presentaciones de libros. Unos me llamaron más que otros, pero me quedé con el tono de los autores, que casi todos soltaron pullitas a la literatura juvenil, así que os podéis imaginar lo mucho que me cabreó.

Entre otros temas hablaron del formato digital, el cual supuestamente prefieren los jóvenes. Y resalto el supuestamente porque generalizar nunca es acertado. Lo primero es que dudo que la mayoría lean solo en digital, de hecho estoy segura de que sigue siendo más popular el formato en papel. Pero lo que más llama la atención aquí es que todo esto parece una especie de crítica hacia el lector joven. ¿Acaso se es menos lector por leer en digital? Los que me conocen saben que yo odio el formato digital, pero eso no significa que menosprecie a los que lo utilizan. 

Otro punto que me pareció interesante fue lo que leen los adolescentes en el colegio o instituto. No hay profesor que no se haya quejado de que sus alumnos no leen. Si no leen es porque en casa no hay costumbre de leer y nunca les ha llamado la atención, sin embargo, si pretenden hacerles cambiar ahora con libros como La familia de Pascual Duarte (y estoy citando uno de los que me parecieron menos horribles en mi etapa en el instituto) dudo muchísimo que lo consigan. Si el objetivo es leer ¿por qué no les dan libertad para escoger lo que quieran? Cuando te imponen hacer algo lo haces con menos ganas que si lo has elegido tú libremente. 

En fin, todo esto me llevó a darle vueltas a este tema recurrente, pues estoy segura de que todos oímos o leemos críticas a la literatura juvenil de forma regular. Entonces me pregunté qué entendemos exactamente por literatura juvenil y descubrí que la definición de este término es, como todo en esta vida, muy subjetiva. En la santa wikipedia dicen que es aquella dirigida a lectores de entre 12 y 17 años, cuyas funciones son la didáctica, el entretenimiento y la formación del hábito lector. En la edad no estoy de acuerdo (la propia wikipedia dice que hay excepciones), pero sí que creo que son esas sus funciones y lo que al final la diferencia de la literatura adulta. 

La primera función, la didáctica, la entiendo como esa manía de meter moralejas o de argumentos políticamente correctos para enseñar valores a los jóvenes. De verdad, queridos escritores, no hace falta que os esforcéis tanto, podemos sacar nuestro propio mensaje de cualquier novela. En la función de entretenimiento estoy segura de que todos estamos de acuerdo, es la de la formación del hábito lector la que me parece más destacable. De hecho creo que es la clave de la literatura juvenil, aunque yo sigo leyendo juvenil y tengo un hábito demasiado bien formado. Las novelas juveniles suelen tener una trama más rápida, los personajes son frecuentemente adolescentes para que el lector pueda identificarse con ellos más fácilmente; en general son elementos que pretenden predisponer al lector a que el libro le guste y le enganche y, por tanto, siga leyendo, no solo ese libro sino más

Cambiando un poco de tema, también creo que los jóvenes son los lectores más agradecidos. Queremos película, merchandising, precuelas; algunas sagas se convierten en verdaderos fenómenos fans (creo que no es necesario poner ejemplos). Solo tenemos que ver cómo cada vez adaptan más novelas a la gran pantalla y oh, casualidad que la mayor parte son literatura juvenil. Así que, queridos escritores, no menospreciéis a los lectores más jóvenes pues tienen más fuerza de lo que parece y, además, serán los lectores de la literatura adulta de mañana. O no, pues la literatura juvenil no entiende de edades sino de gustos


Odinia

5 comentarios:

  1. Holaa estoy de acuerdo con esta crítica. Yo prefiero el formato en papel pero también leo en digital porque no tengo tanto dinero como para comprar todos los libros que leo. Desde la aparición del libro electrónico he podido leer libros mucho antes ya que en las bibliotecas de mi ciudad hasta pasado más de un año de la traducción al español.
    Y para no enrollarme más, también creo que deberían mandar leer libros más acorde con la edad (en los colegios) y que de verdad puedan gustan, o mejor aún dejarte elegir un libro y hacer un trabajo. ¡A MI ESO ME EMCANTARIA!
    Mil besos ♡

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me parece que el formato electrónico es el futuro, en el sentido de abaratamiento de costes y globalización. Y si de verdad no les impresiona tanto a los escritores... pues no sé, serán famosos y no tendrán problemas para ser leídos, pero yo creo que para los que empiezan es lo mejor
    Por otro lado, a mí en el instituto me hacían hablar de los libros que me interesaban. Yo siempre he tenido hábito lector así que no había mucho problema por eso, pero sí que era bueno que no te impusieran la lectura obligatoria todo el rato. Aunque sí que había algunas obras, ya cuando eres más mayor, que hay que leer para la selectividad y eso.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
  3. Estoy más que a favor de lo que dices cielo. Aunque el formato electrónico es el futuro, yo no cambio el papel por nada, Y SOY JOVEN. Sobre los profesores, decir que el hecho de imponer un libro no va a hacer que el alumno lea si no le gusta, y menos si le obligan y con las maneras de encontrar resúmenes en internet que hay ahora. En fin, yo he empezado a trabajar en una editorial donde trabajamos con material para colegios de lectura donde puedan leer todos con gusto y encima practicar idiomas. Este año en el máster de literatura que estoy haciendo NOS HAN DEJADO ELEGIR LAS LECTURAS. Casi no nos lo creíamos pero era así.
    En fin, no me enrollo más. ¡Muy buena entrada!
    Un besito reina.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. Todo lo que dices es muy cierto.
    Yo tengo un profesor que menosprecia la literatura juvenil (bueno, la juvenil, la fantástica y todo lo que no sea clásico o de autores reconocidos en el mundo periodístico), pero la juvenil sobre todo. Y luego nos dice que tenemos que leer más. ¿Por qué nos piden leer más si lo que quieren es que leamos clásicos, artículos y novelas con algún valor didáctico que puede que no nos gusten? Lo normal es que leamos lo que nos llame la atención.
    Sobre lo del formato electrónico, desgraciadamente muchos leen ahí (no todos, ni la mayoría) por la descarga de libros, porque cada vez cuesta más comprarse un libro. Pero dejando eso aparte, hay lectores que leen en formato electrónico y por eso no son menos.
    Y lo que comentas que somos más agradecidos. Muy, muy cierto. Yo creo que somos los que más intentamos estar con los autores, ver las películas, tener un montón de chorraditas de los libros... Nos gastamos mucho dinero en los libros y lo que les rodea.
    No deberían juzgarnos por leer juvenil, ya les gustaría a muchos autores tener lectores como nosotros...

    Muy buena entrada, un beso! :)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu crítica!
    Para empezar, yo también prefiero el formato en papel pero es evidente que no hay que menospreciar a la gente que lee en digital porque cada uno tiene sus razones, por ejemplo, la del espacio que ocupa el libro en la estanteria. Yo supongo que parte del menosprecio es por la "piratería", pero vamos, si eres lector puedes comprarte el libro que te gusta tanto en papel como en digital.

    Por otro lado, está el eterno debate de la literatura juvenil. Como bien dices, la literatura no entiende de edad. Yo tengo 27 años y mis libros favoritos siguen siendo Harry Potter y Percy Jackson, que ambos están considerados literatura juvenil. Más que por edad, es una cuestión de gustos. Es una literatura muy fresca y amena, y como bien dices, mueve a mucha gente, crea película, merchandising, etc. Además, también estoy de acuerdo en que el lector juvenil crecerá y leerá cosas de adultos. Yo he pasado mi niñez leyendo Barco de Vapor, pasando por libros juveniles y leyendo libros como Canción de Hielo y Fuego. Todo es evolucionar y crecer tanto como persona como de lector.

    En cuanto a lo del instituto, también estoy de acuerdo. A mi me mandaron a leer "El Quijote", "La Celestina" y "Niebla", libros que fueron auténticos tostones. Si yo como lectora habitual me aburría, ¿cómo no iban a aburrirse mis compañeros a los que no les gustaba? Esto es algo que hay que cambiar, aunque pues suerte ya está cambiando porque yo tuve una profesora (creo que fue en 4º de ESO si no recuerdo mal) que nos mandó libros bastante buenos y más fáciles de leer y adaptados a nuestra edad, incluso podíamos aportar nuestro propio gusto y escoger un libro nosotros mismos.

    En fins, que peazo comentario te he dejado solo para decir que estoy de acuerdo xDDD

    ResponderEliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'