23 de noviembre de 2014

Crónica del Mangafest14




Ya sabéis que aunque este es un blog principalmente literario a veces me salgo del tema. Y muchas de esas veces es para indignarme por ciertas actitudes y situaciones: supongo que esta es una de esas ocasiones. Voy a comentar un poco lo que he vivido yo y la información que he ido leyendo sobre la gran polémica que se ha montado con el Mangafest este año.

Para empezar quiero recordaros a todos lo importante que es no quedarse con la primera información que te dan porque precisamente por esto han surgido muchísimos bulos. Twitter es una fuente de exageraciones, yo misma escuché todo tipo de barbaridades y al principio me las creí. Me encontraba dentro del recinto cuando empecé a escuchar rumores de que se había cerrado la entrada porque no cabía más gente. La verdad es que no me extrañó demasiado porque estaba agobiadísima, los pasillos para acceder al pabellón eran una pesadilla y tenías que luchar con la marea para ir de un lado a otro. Encima iba con mi cosplay de Desdentao y todo el mundo se enganchaba con mis alas (la cola la llevaba recogida porque sabía que me la iban a pisar).

Decían que la culpa era de la organización porque habían vendido entradas de más y al llegar al aforo máximo habían tenido que cortar la entrada, con lo cual muchísima gente se quedó fuera. La cosa se complicó aún más cuando llegó la policía a desalojar el patio del recinto, aunque, ojo, no se desalojó a nadie del interior. Sin embargo, ya cuando estábamos a punto de irnos hablamos con un fotógrafo que había estado con la organización: resulta que en realidad se quedaron entradas sin vender y no se llenó el aforo máximo, la policía tuvo que acudir porque mucha gente entró por la fuerza y empezaron a insultar, escupir y atacar a los voluntarios del staff. Ante este panorama cerraron la entrada y ni siquiera los que estábamos ya dentro podíamos salir y volver a entrar.

Mi conclusión personal es que la culpa ha sido de todos. Está claro que algo ha fallado en la organización porque es verdad que la zona de talleres estaba bastante vacía, pero por las tiendas no se podía estar. Había zonas muy agobiantes, así que por mucho que haya un aforo es inevitable que la gente se concentre en ciertas zonas más que en otras así que para otros años deberían plantearse abrir más pabellones para que se pueda pasear con tranquilidad. Además no sé muy bien cómo controlaron las entradas para el sábado si en la preventa se compraban para cualquier día. Mi entrada, por ejemplo, era para un día cualquiera, así es imposible preveer nada, por mucho que todos sabemos que el sábado es cuando más gente va.

Pero y esto es lo que parece que olvida todo el mundo, los salvajes que la liaron en la puerta no tienen excusa. Vale que estás harto de esperar, pero eso no justifica que la líes y ataques a los voluntarios, recalco voluntarios, e intentes entrar por la fuerza. Quizá si hubieran sido un poco más civilizados no hubiera sido necesario llamar a la policía y todos hubieran entrado tarde o temprano. 

Me da pena que ahora no paran de correr bulos por twitter y esto en lo único que perjudica es para que otros años ni se organice el Mangafest. Seamos un poco objetivos e intentemos que para el año que viene todo salga mejor, por parte de la organización y de los asistentes.

A parte de toda esta polémica lo pasé bastante bien. Me encantó que a la gente le gustaran mis cosplays (fue el viernes de Katniss y el sábado de Desdentao) y me pidieran muchas fotos. La próxima vez no se me olvida llevar tarjetas de mi página de cosplay para que luego me las pasen. Eché en falta artistas como hubo en la supercon de Jerez, que vendían sus ilustraciones e incluso te hacían una personalizada en el momento. Las tiendas están muy bien, pero yo siempre prefiero las cosas hechas a mano, son más especiales.

Pero lo que más me ha cabreado del Mangafest ha sido el concurso de cosplay. En las bases se especificaba que solo podían participar cosplays de anime, manga o videojuegos, por eso mi amiga que iba de Astrid y yo ni lo intentamos (en Jerez ya nos la liaron mucho y no teníamos ganas de follón). Imaginad, cual fue nuestra sorpresa cuando vimos subir al escenario a un Desdentao. ¿Y sabéis quién ganó el concurso de cosplay individual? Una chica que iba de Hora de aventuras. 

No tengo nada en contra de estos cosplayers, de hecho me parecen geniales, muy currados y tienen tanto mérito como cualquier otro. No, aquí el problema es que las bases no son claras y a ellos por ejemplo los dejaron participar pero a otros que no cumplían las bases no. ¿Sabéis cómo se resuelve todo esto? Dejando que participe cualquiera con el cosplay que sea. Así que como sugerencia para futuras ediciones del Mangafest pido a al organización que quiten la maldita temática del concurso, que ya es hora. No tiene sentido que al concurso de cosplay uno no se pueda presentar de lo que quiere con la excusa de que es un evento de cultura japonesa cuando en los puestos había millones de sinsajos, cosas de Harry Potter, Hora de aventuras y uno de los invitados especiales era Loulogio. Los "salones del manga" se han diversificado e imponer una temática es absurdo.

Esperemos que haya más y mejor Mangafest el año que viene.

P.D.: Si alguno me visteis con uno de mis cosplays mandadme fotitos a mi página porfis :)

Odinia

3 comentarios:

  1. Hola :D
    A mi la verdad es que esto del Mangafest no me va mucho jaja
    Un beso :3

    ResponderEliminar
  2. Un amigo mío ha acudido a este evento y su opinión es muy diferente a la tuya. Con entrada anticipada, se quedó sin entrar. Y si salías, ya no podías volver a entrar. Comentan en Twitter que el aforo era de 4.000 personas y que las entradas que pusieron a la venta eran 24000. No te puedo garantizar la veracidad de esa información pero sí te digo que tú lo has vivido desde dentro y mi amigo, junto a otras miles de personas, desde fuera. Y claramente la experiencia es muy diferente.

    Es una vergüenza lo que han hecho los organizadores. Las hojas de reclamación (que deberían tenerlas) estaban dentro del recinto, al cual no podía acceder nadie. Difiero en lo que dices de que ha sido culpa de todos. Habrá habido algunos que se habrán dedicado a liarla (que también estaban en su derecho, pues habían perdido dinero sin saber si lo recuperarían) pero la mayoría lo único que hizo fue esperar en la puerta. Y eso sí que era una aglomeración.

    Con esto no justifico a los pobrecillos del staff que hayan sufrido (sin ser culpables de nada) lo que arriba comentas. Hay que protestar contra la organización, no contra los voluntarios.

    Me he explayado mucho pero lo veía necesario. ¡Un saludo! :]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de las cifras es peliagudo. A mí me dijeron que el aforo era de 17000 personas. Y las entradas que pusieron a la venta ni idea, pero vamos ya lo he comentado que al ser de un día sin especificar cual eso está claro que se les ha ido de las manos.

      Yo entiendo que la gente se indigne, es un coñazo esperar y cabrea mucho quedarte sin entrar pero nadie está en su derecho de liarla agrediendo al staff. Para tener que ir la poli imagínate cómo la habrán liado. A mí me jodió no poder salir, porque era muy agobiante y soy la primera que está de acuerdo en que la organización ha fallado, pero insisto en que mucha gente no tiene educación y han perjudicado al resto que esperaba para entrar.

      Yo solo espero que se busquen soluciones y el año que viene podamos disfrutar de un Mangafest tranquilo. ¡Un saludo! :)

      Eliminar

¿Tienes algo que decir? Por favor, evita spam y spoilers.

Copyright Ana y Alicia. Reseñando libros desde el 9 de marzo de 2013. Con la tecnología de Blogger.

Odinia

Odinia
Futura reina del mundo, lectora y compradora compulsiva, niña perdida, aprendiz de artista, chica disney y loca de los gatos.

Buscar

Twitter

Instagram

Lectores


Lee La casa de nadie

Bloglovin'